Ser despedido en Venezuela y conseguir ayuda de 60% de sueldo mientras consigues empleo

El Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS)  da el aporte por cinco meses o hasta que consiga un nuevo trabajo.

Diego Gutiérrez trabajó en una tienda por departamento durante dos años, por problemas con su supervisor fue despedido. Ahora Gutiérrez tiene derecho a solicitar al IVSS  la Prestación Dineraria por Perdida Involuntaria del Empleo de Trabajadores Cesantes; el cual le otorga 60% del sueldo que hasta ese momento había ganado durante los próximos cinco meses o hasta que consiga un nuevo empleo.

¿Qué hacer? Este derecho está consagrado en el Reglamento del Seguro Social y en el Régimen de Prestaciones de Empleo. Todos los trámites debe hacerlos la personas afectada.

Acudir a una de las 44 oficinas del Departamento de Atención del Trabajador Cesante que están ubicadas en todo el país dentro de 60 días continuos después del despido.

Si el trabajador estuvo laborando en el sector privado deberá consignar cédula de identidad o pasaporte completo, con copias ampliadas y legibles; certificado de Búsqueda de Empleo (forma SNE-004) emitida por una agencia de empleo del país, constancia de egreso del trabajador (forma 14-03), constancia de registro del trabajador (forma 14-02), constancia de trabajo para el Ivss (forma 14-100), estas tres últimas deben ser firmadas y selladas por el empleador, y liquidación de las prestaciones sociales, con membrete, logotipo, dirección y teléfono de la compañía, además debe tener la firma y sello del empleador y la firma del trabajador en señal de confirmación. Todos los documentos deben ser entregados con dos copias sin enmendaduras ni tachaduras.

En caso de pertenecer al sector público, a todos los requisitos mencionados, debe agregar una Resolución de Remoción.

Si estuvo bajo contrato tiene que sumar la carta de culminación o carta de despido con todos los datos de la empresa y las firmas correspondientes.

Un funcionario verificará los documentos y debe esperar que salga el listado para empezar a cobrar el dinero. Marisol Alcalá, directora general del departamento, señala que el pago lo hacen al mes siguiente de la solicitud y tiene una vigencia de 22 semanas.
Para cobrar el beneficio debe dirigirse a la sede del Ivss donde hizo la solicitud y ellos lo van a remitir a un banco para que busque el cheque.

La vocera del ente explicó que si por alguna razón no puede consignar todos los documentos en los 60 días después de su salida del trabajo, se le extiende el plazo hasta que la empresa donde laboró los facilite.

Beneficiados. Las personas que pueden optar por este aporte económico deben haber trabajado, al menos, 52 semanas en los últimos 24 meses, sin importar si laboró en varias empresas, por lo que todas las compañías están obligadas a registrar a sus empleados y dar el aporte al Seguro Social.

Además, hay datos que se deben tomar en cuenta al momento de solicitar la prestación del dinero:

  • Si el vínculo laboral terminó a causa de la muerte, jubilación, invalidez o sustitución del patrono.
  • Si hubo reducción del personal o quiebre de la empresa.
  • Si el trabajador renunció por conflictos con su patrono.

Imagen y Texto original vía Últimas Noticias