Recursos Humanos: La figura del Community Manager se extingue

Desde hace unos años el sector de la comunicación está viviendo un momento muy complicado: medios que desaparecen, continuos procedimientos de eres y una necesaria adaptación de los profesionales a las nuevas tecnologías. Es una autentica revolución mediática.

Rosa Matías es directora de proyectos de Wellcomm y nos muestra el nuevo mapa audiovisual y los nuevos modelos de comunicación.

Rosa Matías apunta que hace años se pensó que el nacimiento de la radio iba a provocar la muerte de la prensa o que la televisión acabaría con la radio. Hoy por hoy, todos los canales se han mantenido, con su propia manera de comunicar y sus propias reglas. “Quizá durante unos años se ha dramatizado mucho, parecía que el periodismo iba a extinguirse. Por fin nos estamos dando cuenta que hay nuevas maneras de comunicar, nuevos públicos y diferentes enfoques, pero todos ellos pueden convivir”, afirma la directora de proyectos de Wellcomm.

¿Por qué el sector de la comunicación es uno de los más afectados por la crisis?

Rosa Matías destaca en este sentido que “el sector de la comunicación  ha sido incapaz de ver la que se le venía encima. Las grandes empresas han hecho experimentos inversores en determinados países que no han funcionado, se han diversificado hacia sectores que no tenían nada que ver con el negocio informativo. Incapaces de ver cuál era el impacto de la tecnología, los nuevos modelos, google, los buscadores y la nueva publicidad. Han sido verdaderamente miopes. Los grandes directores no han sabido hacer frente a los cambios y tienen que dar paso a las nuevas generaciones. Solo se han comportado como empresa cuando han tenido que hacer eres, no han sabido formar a sus profesionales, plantear alternativas o prepararles para asumir nuevos retos. Hemos tenido una falta de liderazgo”.

¿A dónde se debe orientar el periodista actual?

“El periodista tiene que aprender a escuchar más al público, generar nuevas maneras de conversación. El periodismo se ha convertido no solo en emisor de noticias sino también en receptor de una retroalimentación y eso va a cambiar las maneras de afrontar el mundo de la comunicación. El comunicador tiene que saber contar historias que lleguen a la gente y adaptarse a las nuevas tecnologías y a los nuevos canales de comunicación”, según Rosa Matías.

El nuevo profesional de la comunicación va a tener entre otras cualidades una mayor flexibilidad, capacidad de adaptación a todos los canales, habilidad para contar historias y saber leer el contexto social. Es decir, tiene que ser capaz de escuchar y analizar lo que dice nuestro público.

¿Cuál tiene que ser la formación universitaria del periodista?

Rosa Matías cree que las universidades tradicionales están enseñando un periodismo que ya no existe. “Los programas o informativos no se están adaptando al ritmo que sería necesario para ser capaces de conectar con la nueva realidad, con el nuevo público. La generación actual es multipantalla, elige qué quiere ver y el momento. Por eso, los medios de comunicación están buscando perfiles y habilidades diferentes en los profesionales de la comunicación y no sé si las Universidades están preparadas para afrontar ese reto”. Se tiende a buscar al periodista desarrollador, que escriba una buena información y además la cuente en diferentes formatos. Que sea capaz de configurar una infografía o aportar un gráfico. Formar a esos profesionales tan versátiles es un reto que el sistema educativo tiene que afrontar cuanto antes”, apunta Rosa Matías.

La figura del Community Manager, según la directora de proyectos, tiende a desaparecer por lo que no aconseja a los periodistas que opten por esa vía profesional. “Es un perfil que va a extinguirse en breve. En el momento que los nativos digitales asuman el poder de las empresas, de los medios, de la política y de todo el entorno social, esos estudiantes que nacieron a partir de 1985, cuando tengan capacidad de decidir ya estaremos todos en el entorno digital. Se acabaron los Community Manager. Es mejor formar a los futuros profesionales en habilidades digitales y fomentarlas”.

La importancia de la marca personal

“Lo que antes era la gran firma de un periódico que se conseguía a lo largo de los años, una firma reputada, se está sustituyendo cada vez más por profesionales que tienen una voz distinta. Es una buena alternativa para el nuevo comunicador”, apunta Rosa Matías

Para conseguir la marca personal hay que poner en valor la trayectoria profesional, la experiencia y la formación. Se consigue construyendo una alternativa interesante, que también dependerá de la interacción que el profesional tenga con los demás, para conseguir que su marca o firma tenga ese valor que se persigue.

Insiste Rosa Matías que “la marca personal se construye con constancia, coherencia, transparencia, autoestima, trabajo y eligiendo los temas que te apasionan para poder compartirlos con los demás. Sobre esos pilares básicos se crea la marca personal.”

Nuevos nichos de mercado

La tecnología nos acompaña y nos permite hacer muchos experimentos y ser capaces de conectar con un público que puede ser pequeño, pero que valora lo que escribe el profesional. En este mundo de la comunicación tan cambiante hay que atreverse a innovar. “Está todo por hacer, se pueden identificar nuevos nichos de mercado, nuevas necesidades de las empresas para llegar al público. Arriesgarse es la clave para sobrevivir”, opina la directora de proyectos de Wellcomm.

Los modelos de negocio van a ir cambiando, se dirigen hacia un público muy  segmentado. Quizá el objetivo no es llegar a grandes masas sino que ese público sea fiel a tus contenidos. La tecnología nos va a permitir hacer un periodismo muy especializado. Es el momento de buscar otras alternativas.

¿Los medios de comunicación interactivos harán desaparecer la radio?

“La radio ha sido capaz de evolucionar y ofrece actualmente formatos en podcast. No han perdido su capacidad de llegar a la gente, es de los pocos medios que mantiene el tipo en términos de empresa informativa. La radio tiene lo que ahora es tan importante, te acompaña a todos los sitios. En cambio la prensa escrita tiene todavía un largo recorrido por hacer, tiene que ser más interactiva”, como asegura Rosa Matías.

Vía | RRHH Digital