Internet: Nadie debe empezar el día sin saber qué es tendencia en LinkedIn

Poco a poco, LinkedIn se está convirtiendo en una opción más importante para hombres y mujeres interesados en resaltar profesionalmente. Con más de 250 influyentes de distintos campos del saber, esta red social apunta a integrar a cada vez más a los usuarios, para que vivan interconectados y cerca al conocimiento.

“Mi objetivo personal es que dentro de los próximos seis meses, nadie en el mundo de los negocios empiece su día sin saber qué es una tendencia en LinkedIn“. Así de contundente fue Daniel Roth, director ejecutivo de esta red social, respecto a las aspiraciones que tiene en este espacio digital, en una entrevista a New York Times.

La función para seguir influenciadores ha sido sólo uno de los muchos pasos que esta compañía piensa concretar, y que ya le están dando resultados. En el primer trimestre de 2013, esta red ha registrado un 63% más de visitar respecto al año anterior en el mismo período, cita NYT.

De acuerdo al ejecutivo, desde que la influencers viene funcionando, Linkedin ha aumentado su tráfico ocho veces más, atrayendo a más internautas a unirse a su propuesta. Y lo mejor es que esta función le resulta a la empresa muy pocos gastos.

Bill Gates, creador de Microsoft, se encuentra entre los influenciadores en este espacio y decidió usar su cuenta por primera vez para hablar sobre su gran amigo, el inversionista Warren Buffet. Figuras como el presidente de Estados Unidos, Barack Obama; la fundadora de The Huffington Post, Arianna Huffington; el primer ministro de Reino Unido, David Cameron, entre muchos otros, tiene presencia aquí.

Si bien LinkedIn ha superado sus propias ganancias conservadoras, anunciando una inversión 22,6 millones de dólares en el primer trimestre de este año, 5 millones de dólares más que el año anterior en la misma etapa, su población se ha reducido un 5%. Esto puede afectar a los ingresos por publicidad que genera.

Según Kerry Rice, funcionario en Needham & Company, la población en esta red está disminuyendo debido a que algunos inversores están preocupados de que los ingresos por publicidad siguen creciendo más lentamente.

Ahora es difícil imaginar una vida sin LinkedIn. Seguramente sus fundadores harán de todo para mantenerlo a flote, de eso no cabe duda.

Vía Clasesdeperiodismo