Empleo: Cómo ir vestido a una entrevista de trabajo

Hoy vamos a dedicar este artículo a resolver una pregunta que seguro que os habéis hecho un millón de veces antes de acudir a una entrevista de trabajo: ¿qué me pongo?. Como sabéis, la primera impresión es importantísima, y por eso tendréis que cuidar vuestra imagen al detalle. Si queréis saber más, seguir leyendo.

La manera de movernos, de colocar las manos, nuestros gestos, dicen mucho de nosotros; como ya os hemos comentado alguna vez, la comunicación no verbal supone, según los expertos, supone el 93% de lo que expresamos, y en ese porcentaje, la forma de vestir tiene un papel fundamental. Por eso, a una entrevista de trabajo hay que ir bien vestido. Pero no os equivoquéis, vestirse bien no significa tener que ponerse de gala. El truco consiste en mantener vuestra esencia pero procurando transmitir una imagen de profesional y responsable. Empezamos:

  • Lo más adecuado es utilizar colores neutros. Los azules y los grises suelen ser muy aplaudidos. A menudo el negro resulta demasiado serio y los colores llamativos es mejor reservarlos para otra ocasión más informal.
  • Siempre, siempre, siempre será preferible la camisa a la camiseta o al polo para ir a una entrevista de trabajo, es más, si la situación lo requiere, es decir, en función de la empresa a la que vayáis a optar, será bueno que os pongáis corbata.
  • Respecto al calzado, procura llevar los pies cubiertos, así que nada de chanclas, sandalias o similar; es demasiado informal.
  • Puede parecer un detalle sin importancia pero no lo es, comprobar que la ropa que lleváis os queda bien, ni demasiado ancha ni demasiado ajustada.
  • Nada de pantalones cortos, ni de faltas por encima de la rodilla. A una entrevista de trabajo hay que acudir sobrio.
  • Para las mujeres: olvidaros de los maquillajes llamativos y de las uñas con colores chillones. Para ir sobre seguro, lo mejor será que apostéis por las uñas cortas y limpias, de un tono discreto.
  • Con los complementos pasa lo mismo, no os pongáis más de dos anillos en cada mano y prescindir de los piercing.
  • Nada de cazadoras de cuero, al menos de color negro, ni de cazadoras vaqueras, son demasiado informales.
  • Si el proceso de selección se compone de varias entrevistas, no repitáis modelito.

Lo más importante es que os vistáis en concordancia al estilo de la empresa en la que quieres ingresar. Las corporaciones dedicadas al sector del arte y de la comunicación suelen ser menos estrictas respecto a las normas de vestimenta, pero en cualquier caso, déjate llevar por el sentido común.

Fuente: entrevistadetrabajo.org